AMIGOS Y SEGUIDORES DE ESTE BLOG

sábado, 18 de febrero de 2012

VIVIR


No llegues a la muerte inconsciente de ti.

La calidad de tu vida depende de la calidad y desarrollo de tu conciencia.

Mueren sin haber vivido, quienes no entendieron el sentido de su existencia, quienes se esfuerzan por agradar y fortalecer su personalidad olvidando su naturaleza divina más íntima.

Tales personas nunca supieron que vivir es amar, conocer la verdad de sí dentro de sí y sentirse felices consigo mismos. Atravesaron su existencia sin saber quiénes eran ni cuál era su misión.

¿Puede llamarse vida a una existencia así?


Darío Lostado
(Mensajes De Verdad)


12 comentarios:

  1. Cuánta verdad! y que pena que sea así verdad?

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Abrazos.

    ¿Puede llevarse una vida con calidad de consciencia sin que existieran otros, o sea, uno solo en un planeta sin más nadie? Porque la calidad de mi vida depende de otros, solo no puedo desarrollar mi concienca...de nada vale amarme a mi mismo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Hector.

      "Un planeta sin más nadie..." ¿? Me parece demasiado rebuscado. ¿No crees?. Bueno, de todas maneras, te diría que no todo el mundo tiene las mismas necesidades e incluso así, todos tenemos el don de desarrollar nuestra conciencia. Para amar, realmente a los demás, deberás amarte a tí mismo primero. Y en mi opinión, da igual si estas en la ciudad más poblada del mundo o en medio del desierto. Aquí Darío nos habla del Amor global, no de un amor individualizado hacia personas en concreto.

      Pero creo que la clave está, primero en uno mismo. Sé tú, primero, el cambio que quieras ver en el mundo.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. No, no es rebuscado ni se trata de amor individualizado, aunque para el amor global hace falta el amor individual primero. De acuerdo, hay que amarse primero para luego amar al otro. Pero uno solo, de qué sirve amar? Esa persona o personas que te rodean y acompañan en este momento si de pronto desaparecieran cambiarias de actitud en cuanto a estas cosas. Todo lo que hacemos es para salir de la soledad. Puede que estés en un desierto, pero ya tienes conocimiento de que existen otros y eso te ayuda. Sin los otros, nada. Yo me amo a mi mismo porque existen otros. Tal vez sea una situación de comunicación o/y soledad y no de amarmme a mi mismo. Yo me amo no por mí sino porque existe el otro. No creo en el ser sin el otro. Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Héctor. No puedes, ni debes, dejar de amarte a ti mismo ni a los otros. El supuesto que propones no existe. Entonces, ¿por qué preocuparse por una hipotética situación, que no existe y que probablemente no existirá ni podrás experimentar nunca?.

      Aquí y ahora deberíamos amarnos a nosotros mismos, por la sencilla razón de que no podemos dar a los demás lo que no nos damos a nosotros mismos. Y no podemos saber si no nos amaríamos si no existen los demás porque este supuesto no existe. Aunque estemos solos siempre sabremos de la existencia de los demás. Y suponer cualquier evento sin los demás es imposible. Estamos hablando de que sólo se podría formular esta pregunta en el hipotético caso de que tú fueras el último ser vivo de la tierra. Y aun así, podrías amar a los animales, a las plantas, al planeta, a la Vida... y por lo tanto a ti mismo.

      Mejor será plantearnos hechos más que hipotéticos casos prácticamente imposibles.

      Hasta pronto.

      Eliminar
  4. Si fuera el último ser en la Tierra no podría vivir, y mucho menos amar a animales los cuales detesto. Repito, sin los otros nada somos. No podria sentir amor global sino siento el básico y simple. Quien no sabe lo que es soledad en su sentido cabal, junto a la pobreza no puede entender amar. Pero la muerte no es un final, es un cambio de estado y siempre viviremos por el amor, sin esa energía nada somos. Hasta pronto ....

    ResponderEliminar
  5. REPITO. Nadie puede afirmar lo que tú propones porque te basas en tus pensamientos. Nunca has sido, ni probablemente serás, el último ser humano de la tierra. Y no voy a comentar nada al respecto sobre tu aversión hacia los animales. (Algo deberás solucionar ahí. O no). Y lo que afirmas no lo podrás demostrar nunca, porque, repito es un supuesto que es prácticamente imposible.

    Sí estoy de acuerdo contigo con respecto a la muerte. La muerte es un cambio de estado, pero lamentablemente, (o no) me temo que la mente no va a estar ahí para comprobarlo. Y precisamente a la mente es a la que le preocupan todos estos asuntos.

    Nunca estás solo, porque todo es UNO. Sólo la mente, el ego, se pueden llegar a sentir solos. En todo caso es un sentimiento, no un estado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el colibri y los burritos. ¿Soluciona eso en algo? Después que haya amor y amor es amor sea global o pasional; y es lo único que importa. Entiendo que todo es que explicas es de la mente, y la mente de este servidor no está del todo bien...jajajaja. Descuida, no le hagas caso a locos llenos de amor,
    a hug

    ResponderEliminar
  7. Por algo se empieza... :D

    Amándonos a nosotros mismos llegaremos a amar a todos y a todo. Llegaremos al Amor Universal. Amaremos la Vida; la creación toda. No habrá descartes en ese amor.

    ResponderEliminar
  8. El amor es la esencia del alma y de todo, desde la más simple pasión al gesto más sublime, es la energía de luz más inmensa del universo, primera y única causa de la vida; es Dios porque Dios es amor; donde hay amor hay paz y donde hay paz está Dios; el amor es la vida misma y el amor nunca muere, se transforma en más amor. Toda acción o gesto que hacemos es para salir de la soledad y entrar al amor; por amor venimos y por amor nos vamos. Somos espíritus libres e inmortales; conciencia y ser en Dios por amor. Sin amor nada existiría. Solamente la luz, el amor y la caridad son absolutos, lo demás es sombra.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar. Gracias.