AMIGOS Y SEGUIDORES DE ESTE BLOG

sábado, 7 de diciembre de 2013

domingo, 20 de octubre de 2013

COMO ES A DENTRO, ES A FUERA


Todos hablamos a veces de lo interior y lo exterior de la vida interior y la exterior, de las influencias internas y las externas, etc...

Pero mi voz me dice:

Todo está relacionado con todo. Cuando enfoco mi conciencia a lo que llamo mío, lo llamo interior. Cuando la enfoco a otras cosas que no son míes, a eso lo llamo exterior. Pero todo, tanto lo uno como lo otro, existe en cuanto está en mi consciencia. Si no, no tiene existencia para mí. Y en ese sentido todo es interno. Pero nada de eso soy yo. Y en este otro sentido, todo es externo, incluso hasta lo que parece más mío. Lo uno y lo otro, lo que llamo interior como lo que llamo exterior se rige por la misma ley. Porque en realidad todo es uno, todo está interrelacionado. Aun lo que considero más externo cuando lo percibo, cuando está en el ámbito de mi consciencia es interior porque existe para mí en cuanto está en mi consciencia.


El modo de mirarme y juzgarme a mí mismo es distinto de cómo veo y juzgo a los demás. Ahí comienza mi modo de ser injusto con la Vida. Porque en realidad todo lo que veo en los demás está en mí. De ahí que distinguir y querer afirmar algo negativo en los demás excluyéndolo de mí es erróneo e injusto. Solamente el hombre realizado ve y juzga con justicia porque sabe que todo lo positivo, bello y elevado que él siente dentro de sí, existe de igual manera en los otros. Así no cabe comparación despectiva ni juicio alguno despectivo. Cuando siente amabilidad, la ve también en los demás aún bajo formas y apariencias no amables. Y su amabilidad contagia a los demás.

Cuando uno es amable de verdad en el fondo, tarde o temprano es correspondido con la misma amabilidad. El que se cansa de no ser correspondido es porque él no lo era en el fondo.

Darío Lostado
(...Pero Mi Voz Me Dice...)

domingo, 13 de octubre de 2013

TODO ESTÁ EN EL INTERIOR.


Nadie encuentra La Verdad, nadie encuentra a Dios prescindiendo de su propio ser.
Nadie encuentra tampoco la verdad de sí si no se desprende y aniquila a su falso yo.
Cuídate de las doctrinas que pretenden enseñarte la verdad fuera de ti, prescindiendo de tu conciencia.
Cuídate de quienes te hablan de un Dios lejano y separado de ti.


Todo lo que encuentres fuera de tu propio e íntimo ser son fabulaciones y creencias ilusorias y conceptuales, pero nunca la Realidad.
Todo lo valioso para ti lo has de encontrar en tu interior. La Realidad y Amor Absoluto también.


Darío Lostado
(Mensajes De Amor)


lunes, 16 de septiembre de 2013

AMA LO QUE HACES


Decía aquel campesino sencillo: -Siempre hace el tiempo que yo quiero.

-Y¿Cómo es así?, le preguntó alguien.

-Es muy simple, contestó el campesino. Cuando comprendí que no podía hacer el tiempo que yo quería, determiné querer el que hacía.

Si no haces o no puedes hacer aquello que amas y deseas, ama lo que haces y lograrás de este modo hacer aquello que quieres y amas.
¿Por qué tanta gente trabaja sin interés ni ilusión alguna y sin poner alegría y entusiasmo en lo que hace?


Para encontrar un trabajo que te guste, el camino más directo es hacer con lo mejor de ti el trabajo que haces ahora, aunque no sea de tu agrado.
El hacer algo con dedicación y amor, no debes dejarlo en manos de tu gusto sino de tu decisión personal.
Si renuncias a tu decisión libre y voluntaria y te dejas llevar por tus gustos, te haces esclavo de ellos...
Tu amor por algo no debe ir detrás o a remolque del gusto. Tu amor eres tú. Es de tu ser interno.
Tus gustos son de los sentidos externos caprichosos.
El amor que ponemos en nuestro trabajo, lo hace creativo, fecundo, gozoso.
La mejor garantía de hacer mañana bien lo que te gusta, es hacer hoy con la mayor dedicación y amor, lo que haces, aunque no te guste.


Darío Lostado
(Tu Vida Tiene Sentido)

sábado, 14 de septiembre de 2013

AMAR DE VERDAD


Cada uno cree que su amor es el mayor y mejor y que como su amor no hay ninguno.
Son muy distintas y diversas las clases de amar.
Algunos aman porque encuentran satisfacción física o psíquica en su relación amorosa.
Otros idealizan a la persona amada y aman sus fantasías sobre ella.


Otros aman por resolver sus problemas económicos.
Finalmente están los que buscan con su amor la felicidad de la persona amada. Estos no exigen nada, no imponen condiciones jamás y saben que amar no es pedir y recibir sino dar y brindarse sin exigencia alguna. Es la única forma de amar de verdad.


Darío Lostado
(Mensajes De Amor)


sábado, 7 de septiembre de 2013

RECIBIR AMOR


¿Crees que es complicado unirse con Dios?

Algunos nos han enseñado que el camino hacia Dios era difícil y doloroso. Pero, ¿puede ser doloroso para un mendigo abandonar sus andrajos y liberarse de sus miserias y suciedades?

Para quien está apegado a sus harapos, puede resultarle duro el abandonarlos. Pero para quien comprende lo que deja y recibe, resulta un reconfortante y gozoso alivio liberarse de sus miserias y anegarse en la dicha total.


La comprensión de La Verdad hace que cualquier renuncia de placeres físicos se convierta en gozosa entrega.

Siempre se recibe infinitamente más de lo que se da. Ese es el fruto y propiedad del amor verdadero.


Darío Lostado
(Mensajes De Amor)

domingo, 25 de agosto de 2013

¿MALA SUERTE? ¿BUENA SUERTE? ¿QUIÉN SABE?


Se cuenta que un labriego chino tenía un caballo.
Con él hacía todas las labores del campo.
Un día el caballo se escapó por las montanas.
Sus amigos se lamentaban ante el labriego: ¡Qué mala suerte!
Pero él respondía: ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?
Un buen día el caballo volvió a casa trayendo tras sí otros caballos salvajes.
La gente decía: ¡Qué suerte!
Y el labriego: ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?
Estaba un día el hijo del labriego domando uno de los caballos salvajes y éste lo tiró y el muchacho se rompió una pierna.
La gente decía: ¡Qué mala suerte!
Y el labriego: ¿mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?
Por aquellos días llegaron al pueblo empleados del gobierno para alistar en el ejército todos los jóvenes capaces y hábiles.
El hijo del labriego por tener la pierna rota, quedó excluido, y pudo seguir ayudando a su anciano padre.
¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?


Acostumbramos a juzgar las cosas como buenas y malas, demasiado ligeramente. La Vida es la que hace las cosas bien, cuando nosotros hacemos lo que tenemos que hacer. Nada es buena ni mala suerte. Es un mal modo de hablar y un mal modo de pensar. Lo que La Vida da y hace es lo mejor aunque no lo comprendamos.
Cuando nosotros hacemos lo que no debemos hacer o no hacemos lo que tenemos que hacer, es cuando las cosas salen mal. Cuando es La Vida la que escribe nuestra vida, la escritura es perfecta.


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)



miércoles, 21 de agosto de 2013

LO URGENTE Y LO IMPORTANTE


Suele confundirse lo urgente con lo importante.
Cuando no se tienen ciertas cosas imprescindibles para la supervivencia es urgente conseguirlas. Y mientras no se tienen se convierten en lo más importante.
Y llega un momento en que lo que fue urgente ya no lo es y deja de ser también tan importante. Porque ya se tiene.
Pero nos acostumbramos a mantener lo urgente como lo más importante siempre.
Y seguimos creándonos necesidades que ya no son urgentes ni importantes. Aunque sigamos dándoles el rango de tales.
En uno conferencia sobre desarrollo personal y autorrealización un oyente me preguntó: ¿Cómo se les enseña estas cosas a los que no tienen con qué vivir?
Se les enseña dándoles primero con qué vivir.
Pero los que tenemos con qué vivir nos pasamos la vida ocupados de cosas que ya no son urgentes, como si lo fueran, sin ocuparnos de lo necesario, de lo verdaderamente importante.
Y buscamos excusas para justificarnos ante nosotros mismo, que eso que hacemos y ocupa gran parte de nuestra vida es realmente urgente o necesario y hasta lo más importante.
Quizás no nos damos cuenta aún de qué cosas son realmente importantes en nuestra vida.
Quizás necesitamos un examen a fondo para saber qué es lo que quiero más. Y si eso que quiero es importante o lo hago yo importante por mi deseo caprichoso o poco fundado. Para la mayor parte de nosotros ya no hay cosas urgentes en sí.
Y son pocas las cosas importantes de verdad.



VIVIR NUESTRA REALIDAD HUMANA CONSCIENTE Y AMOROSAMENTE es la verdaderamente importante. Pero, ¿cuántos le dan esa importancia?
Algunos cuento más engolfados están en ganar y tener cosas superfluas, menos conscientes son de lo que es importante.
¿Cuándo nos ocuparemos de lo verdaderamente importante?
No lo dejes para mañana.
Empieza hoy.
Sólo hay una cosa verdaderamente importante:
Cumplir el plan del Creador en ti al hacerte PERSONA INTELIGENTE Y AMOROSA.
Eso es lo importante.
En todas las aplicaciones de la vida diaria.


Darío Lostado
(La Alegría De Ser Tú Mismo)


miércoles, 7 de agosto de 2013

LIBÉRATE DE LAS OFENSAS


Un filósofo había convenido con Narrudin encontrarse en la casa de este, para discutir sobre temas filosóficos
.
Cuando el filósofo llegó, encontró que el Mulá Nasrrudin no estaba.
Enfurecido le escribió en la puerta: estúpido, idiota.
Cuando Nasrudin llegó y vio lo escrito corrió a casa del filósofo y se disculpó: "Perdóname por haber olvidado nuestra cita. La recordé cuando vi en mi puesta, escrita, tu tarjeta de visita". ¡¡¡!!!


El ofensor o malhechor siempre es el primero en ser perjudicado con su mal.
Quien ofende a otro se ofende primero a sí mismo.
Todo el mal que pensamos de otros es nuestro porque está primero en nuestra mente.
El inteligente y sabio se cuida mucho de ofender a los demás.


Darío Lostado
(Atrévete A Ser Libre)

jueves, 1 de agosto de 2013

DE LA FELICIDAD EN LA VERDAD

La felicidad de cada uno irá apareciendo y haciéndose real en la medida que La Verdad vaya manifestándose más clara y patente en su intelecto.

No hay felicidad humana sin comprensión de La Verdad.

La felicidad basada en ilusiones pasajeras de ideaciones mentales, como todo lo transitorio es ilusorio.


La Verdad como la felicidad no está lejos ni cerca. Está en cada uno. O mejor aún es constitutiva de nuestra verdadera naturaleza inteligente. La ven lejos quienes se encuentran lejos de sí mismos. Y la ven cercana y presente quienes viven desde el centro de sí mismos, desde donde cada uno de nosotros somos la misma Verdad, Realidad y felicidad.


Darío Lostado
(Mensajes de Verdad)


domingo, 28 de julio de 2013

VIVIR COMO PERSONA (EPÍLOGO)

Ser persona, vivir como persona es algo sencillo, porque es ser y vivir lo que somos. Nada más.
En cambio nos empeñamos en hacerlo difícil.
Las páginas que anteceden sólo intentan dar unas pautas para volver a nuestro origen natural y espontáneo, rehacer lo que por unas rezones u otras hemos ido desnaturalizando.
Yo no descubro nada nuevo.
Solamente miro y veo la vida en mí y en lo que me rodea y saco unas lecciones y consecuencias.
Tú, amigo lector, saca tus propias conclusiones.
Este libro no es para leerlo de un tirón, saber lo que dice y dejarlo arrinconado.
Es para ayudarte a reflexionar. Es para sugerirte puntos de reflexión.
Lo que yo digo no es lo más importante. Lo más importante es lo que tú pienses y hagas cuando reflexiones sobre lo que te sugiere. Tampoco es este libro para que se lo apliques a tu amigo, a tu compañero o compañera o a otras personas. Es para tí.
Cuando te sorprendas aplicando algo a otra persona, piensa que eso exactamente es lo que más falta te hace a ti.
Todos podemos y debemos llegar a ser lo que tan expresivamente se dice en el lenguaje común "unas bellísimas personas", con todo lo que esa expresión significa.
A pesar de todo la Vida es bella. Y ser persona significa expresar la belleza de la Vida. ¿Qué más podemos desear en nuestra vida?
Quizás la vida parezca a veces un desierto. Pero cada persona puede constituirse en un oasis en este aparente desierto.
Quizás la Vida parezca una noche negra. Pero cada persona puede ser una luz en medio de la noche.
La Vida tiene sus claroscuros, sus luces y sus sombres. Pero cada uno puede encender su luz en medio de las sombras.


Estamos hechos para la alegría porque somos alegría.
Estamos hechos para la luz porque somos luz.
Estamos hechos para el amor porque somos amor.
Solamente falta descubrirlo, verlo, vivirlo.
Es un arte saber vivir. Pero cada uno somos los artífices y los artistas de nuestra vida.
El lienzo está extendido sobre el caballete de las veinticuatro horas del día. Cada instante es momento oportuno para pintar algunos trazos sobre él. Cada día hay que darle algún nuevo colorido. El que corresponda. Tú lo irás viendo.
Afortunadamente la felicidad de tu vida no la tienes que comprar en ninguna parte. Es gratis y está en ti.
Yo te invito, amigo, a que esas feliz.
Yo te invito, amigo, a que esas persona.
Yo te invito, amigo, a que esas siempre Tú.


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)


martes, 23 de julio de 2013

NO HUYAS NI TE QUEJES


Sariputra era un discípula de Buda. Estaba junto a un lago haciendo sazen, o sea, meditando. Los peces del lago saltaban y al verlo no podía concentrarse para meditar. Entonces se retiró un poco y se puso debajo de unos árboles. Allí el canto de los pájaros le impedían también meditar. Por fín cansado y enojado con los peces y pájaros pescó los peces y cazó los pájaros y los comió. Pero se indigestó con la comida y enfermó. Entonces tampoco podía meditar.


La agitación y la distracción están más dentro que fuera. Es la mente la que salta con sus pensamientos y deseos más que los peces. Siempre encontramos excusas para dejar de hacer lo que tenemos que hacer.

Huimos, huimos de todo lo que nos molesta y desagrada de fuera. Pero jamás podremos huir de lo más molesto, de los deseos caprichosos que anidan dentro.


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)

jueves, 11 de julio de 2013

AMA LO QUE HACES


Era una persona descontenta de todo.
Había tenido muchos trabajos diversos. En ninguno se sentía a gusto. Maldecía cada uno de sus trabajos y su suerte.

-¿Por qué no inviertes los términos? -le dije.

-¿Qué quieres decir? - me preguntó.


- Quiero decirte que en lugar de ir buscando el trabajo que te guste y ames, trata de amar lo que ya tienes y haces. Pon todo tu amor cada día en eso que haces y al fin, encontrarás lo que hace tiempo estás buscando.
No hizo falta buscar nada más, porque se quedó a gusto y feliz con lo que tenía.
Es que el amor hace milagros.


Darío Lostado
(Mensajes De Alegría)

domingo, 9 de junio de 2013

VIVIR LIBREMENTE


La meta perfecta y adecuada de todo ser humano es vivir libremente, con profunda y gozosa paz interior y con un corazón lleno de amor, libre de los egoísmos nacidos de la estrechez de la personalidad individual.

La mayoría de los seres humanos viven encerrados en los estrechos límites del deseo de placer y éxito personal.

El sufrimiento y el deleite, la virtud y el vicio, como el triunfo y el fracaso son valores y conceptos mentales, sin consistencia real alguna en sí mismos.


Sólo la felicidad sin límite es real, porque es nuestra naturaleza esencial.

Las aspiraciones y deseos limitados de la personalidad quedan superados siempre por la auténtica aspiración de La Verdad suprema que nunca defrauda.


Darío Lostado
(Mensajes De Realización)

domingo, 2 de junio de 2013

LA REALIDAD AHORA


Se habla en términos religiosos de las excelencias de la virtud de la esperanza. Algunos llegan a decir que la esperanza es lo que sostiene sus vida...

Pero mi voz me dice:

El que necesita vivir de esperanzas es que no ha llegado a ver y sentir su Realidad presente.
Os han enseñado que la esperanza es una virtud excelente. Se le ha llamado incluso una virtud teologal, que supuestamente quiere decir una virtud que se refiere a Dios o lo que es lo mismo por la que se espera conseguir a Dios.


Pero mi voz te dice de nuevo que lo que se posee no puede esperarse a futuro, porque ya lo tienes en el presente. Dios está presente en todo aquel que lo quiere ver, sentir y vivir en sí mismo. ¿Acaso Él no dijo que vive en cada uno de los hombres? Si creyérais lo que Dios os dice de su presencia en vosotros, no necesitaríais creer en la enseñanzas humanas que os lo presentan lejano y remoto para "esperar" conseguirlo con muchas dificultades después de esta vida terrena.
Y en cuanto a la esperanza humana te digo que quien vive de esperanza, trata de vivir de futuro. Y al vivir de futuro, deja de vivir lo único que tiene, el presente.
No hay más realidad que la presente, que se va proyectando segundo a segundo hacia el infinito. Pero todo lo que puedes pensar que serás en el futuro, lo eres en este instante presente. Eres ya la Plenitud. Vívela. ¿Por qué has de esperar a vivirla en el futuro? Todo está ya en tí. No te escamotees tu Realidad tras esperanzas vanas. Deja de esperar el futuro incierta y vive la Realidad fecunda, gozosa, amorosa y feliz que YA ERES, ahora.


Darío Lostado
(...Pero Mi Voz Me Dice...)

domingo, 19 de mayo de 2013

UNIÓN


Las diferencias, separaciones y divisiones entre los hombres acarrean siempre infelicidad.
La razón de la hermandad humana reside en que todos participamos de la misma naturaleza, tanto la humana como la divina.
Cuando las células y órganos de un cuerpo están en armónica relación mutua, el organismo entero goza de salud y feliz bienestar. Y por el contrario, cuando no existe una relación armónica entre ellos aparece la enfermedad.


Es exactamente lo que ocurre en este gran organismo de la familia humana. La destructiva individualidad separatista hace que la vida entre los hombres sea de constante rivalidad y enfrentamiento. El amor-unidad con La Vida-Dios y con los demás hombres es la única forma de felicidad.


Darío Lostado
(Mensajes De Amor)


jueves, 16 de mayo de 2013

EL ESTADO NATURAL DEL SER HUMANO


La alegría interior, la felicidad, es el estado natural del hombre.
Pero son pocos los que viven esa alegría profunda y feliz, porque son contados los que viven desde su ser interior.


El estado anímico de la mayoría de las personas está dependiendo comúnmente de las cosas y situaciones externas. Hemos supeditado y esclavizado nuestro ánimo a las cosas y acontecimientos.
Te liberarás cuando vivas la alegría verdadera en ti desde ti mismo.


Darío Lostado
(Mensajes de alegría)

jueves, 2 de mayo de 2013

YO TENGO LA RAZÓN


Esgrimiendo la frase yo tengo la razón:
Los matrimonios se separan.
Los amigos se pierden.
Los padres y los hijos se alejan.
Los pueblos van a la guerra.
Las discusiones se agrían y se extienden
Los diálogos se destruyen.
Los hombres se matan.

Pero ¿quién tiene la razón?
La razón es una virtud que la posee quien cree no tenerla. Porque si cree lo contrario, ya no la tiene.
Porque nadie tiene toda la razón.
Todos tienen algo de la razón (con tal que se hable medianamente razonablemente).
En las discusiones nadie tiene toda la razón en exclusividad.
Porque nadie conoce la verdad completa bajo todos los aspectos, de todas las cosas. O mejor de ninguna cosa.
Sólo Uno, el que conoce todo y es La Verdad tiene Toda la Razón.
Y justamente el que tiene toda la razón nos permite a los demás, tener nuestra pequeña y parcial razón.
Lo importante es respetar la parte de razón que tiene el otro. Sin reticencias. Con sinceridad.
Hay que reconocer que el otro puede ver aspectos que yo no vea.
Porque las cosas y los problemas tienen diversos ángulos y yo desde mi perspectiva no puedo ver todos esos ángulos.
Nadie tiene toda la razón.


Más o menos. Pero algo.
El que concede y comprende la razón que tiene el otro está aumentando su grado de razón.
el que se cierra en su única razón empequeñece su razón. Se limita. Tiene menos razón.
A la hora de dialogar es necesario usar del diálogo comprensivo.
El diálogo comprensivo es el de aquellos que tratan de comprender la posición contraria, no desde su propia perspectiva sino desde la del contrario.
Las cosas desde la perspectiva del otro, se verán de distinta manera.
Y se verá otro ángulo que no se veía.
Los fanáticos de alguna ideología determinada sólo ven una perspectiva sin querer ver otra distinta.
Cuanto más fanáticos son, más se obcecan en su propia postura y menos quieren hablar de otro distinta...
Los fanáticos se empequeñecen más cuanto mayor es su fanatismo.
Más se ciegan. Menos razón tienen.
Los fanatismos pueden ser políticos, científicos, artísticos, deportivos, filosóficos, religiosos, nacionalistas, racistas, sociales... personales.
Los fanatismos son una clase de ceguera del espíritu.
Y la única manera de crecer como persona y vivir más intensamente es crecer en amplitud de conciencia y comprensión del mundo.
La gente disfruta de vivir con etiquetas. Y en muchos casos las defienden con posturas ciegamente fanáticas.
Parece que el fanatismo es una de las maneras de pregonar la inseguridad con que viven tales personas.
Necesitan mantener sus posturas con terquedad y cerrazón a las posturas de los demás porque interiormente saben la poca consistencia que tienen sus ideas.
Se convierten en pequeños o grandes ciegos. En pequeños o grandes sin razón.
Como el filósofo antiguo, sé amigo de Catón, pero más amigo de la Verdad.
La razón de la inmensa, infinita verdad la tendrás, la irás teniendo en la medida que reconozcas que no tienes, toda la razón.


Darío Lostado
(La Alegría De Ser Tú Mismo)


miércoles, 24 de abril de 2013

DIME DE QUÉ TE GLORIAS...


Se habían reunido cuatro monjes para hacer la práctica de meditación en silencio.
La silenciosa habitación estaba iluminada por una solitaria lámpara.
En un momento dado la lámpara se apagó.
Uno de los monjes dijo susurrando:
Se ha apagado la lámpara.
Otro le contestó:
¡Calla! Estamos en la práctica del silencio.
El tercero dijo:
Así no se hace la meditación. ¡Callad!
El cuarto:
Parece que no conocéis las reglas. Todos estáis hablando. Yo soy el único que cumplo con el silencio.


La lección de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio no acabamos de aprenderla. Si no es con nuestras palabras y comentarios es con nuestro pensamiento. Pero siempre la estamos haciendo actual en nuestra vida.
Dime de qué te glorias y te diré de qué careces.
Cuanto más se alardea de algo más cierto y claro es que carecemos de ello.


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)



viernes, 12 de abril de 2013

SOMOS INSTRUMENTOS DE LA VIDA


Nadie es imprescindible. Pero todos podemos ser útiles, porque todos somos instrumentos de La Vida.

El verdadero artífice del acontecer humano es La Vida misma, el Ser Absoluto, que se vale de todos los seres a través de los que se manifiesta.


El hombre consciente, libre y dueño de su destino y actividad tiene la capacidad de ser instrumento positivo o negativo en la construcción del mundo. Ello depende de la disposición y actitud de cada uno.

No es difícil ser siempre instrumentos útiles y positivos en las manos de La Vida-Dios. Basta estar con espíritu dócil y abierto a su acción.


Darío Lostado
(Mensajes De Realización)

lunes, 8 de abril de 2013

NO PUEDES HUIR DE TI


Un ermitaño se había retirado a la soledad, huyendo del ruido del mundo, para desarrollarse como persona y encontrar la paz interior. No obstante llevar ya un tiempo en aquella soledad, veía que progresaba poco y seguía sintiéndose descontento consigo mismo.
Pensó entonces buscar otro lugar.
Cuando ya estaba preparándose para irse, vio delante de sí a otro ermitaño, al que preguntó: ¿Quién eres tú?
El otro respondió: Yo soy tú. A cualquier lugar que vayas yo siempre voy contigo. Soy tu mejor compañero porque yo soy tú mismo.


Muchos echan la culpa de su malestar al sitio o entorno en que viven. Sería bueno que volvieran los ojos hacia sí mismo y examinaran y comprendieran que, dentro de ellos, hay un "ego" -su otro yo falso- que es quien más les molesta y se molesta por todo. Hay que desenmascararlo y ponerlo en su lugar. Pero eso requiere valentía y sinceridad.

Si no puedes entenderte y aceptarte, incluso con ese molesto compañero que es tu "ego", tu yo falso, nunca te sentirás bien. Si te vas de viaje, estarás esquivando tus errores por unos días. Luego seguirás enfrentado a tu misma realidad.

Cuesta enfrentarse consigo mismo, pero es el único camino eficaz.


Darío Lostado
(Atrévete A Ser Libre)


jueves, 4 de abril de 2013

SER TESTIGO


Saber ser testigo de cuanto ocurre en mí y fuera de mí es la mejor disposición para evitar el estrés en las circunstancias en que suele producirse.

Cuando ocurre algo a mi persona, yo soy testigo de eso que pasa pero no debo identificarme con el hecho.

Yo soy el testigo. Yo me doy cuenta de que hay un dolor en mi cuerpo. Lo veo, lo siento pero yo sé que no soy mi cuerpo y digo: hay un dolor en mi cuerpo pero yo no soy el cuerpo. Soy el que vive con el cuerpo y se da cuenta de él.


Hay que hacer lo mismo cuando de dolor es mental o sufrimiento moral. Si yo me identifico con mi mente, el dolor me inundará. Cuando soy un testigo consciente y siento que tengo una mente pero no soy mi mente, el dolor emocional o mental será observado y aceptado por mí. Y en esa aceptación desaparece el estrés.

Cuando internalizo mi emoción y me identifico con ella, el estrés aparece como una invasión dolorosa de todo el cuerpo. Si no me aferro ni me identifico con las emociones negativas o dolorosas, no se da la respuesta al estrés, y evitaré las enfermedades derivadas que éste produce.


Darío Lostado
(Despertar A La Conciencia Día A Día)


lunes, 1 de abril de 2013

TRASCENDER LA MENTE


Las divisiones son siempre creadoras de conflictos.

Yo y mi ego, mi cuerpo y mi espíritu, yo y el otro, el mundo y yo..., yo y el objeto percibido y deseado.


Nuestra mente siempre está fluctuando y dividida entre varios deseos. Ella es la creadora de todas las divisiones.


La solución a los conflictos de nuestras divisiones consiste en trascender la mente y llegar al origen de nuestra conciencia. Ahí quedamos centrados y situados en la visión simple, descondicionada, sin dualidad ni multiplicidad.

La mente, que es un simple mecanismo existencial de conocimiento, se ha convertido en centro y directora de nuestra vida. La solución reside, por tanto, en vivir desde el centro de nuestra conciencia y reducir la mente a su función asistencial.


Darío Lostado
(Mensajes De Realización)


viernes, 29 de marzo de 2013

SILENCIO Y AMOR


La escena puede resultar familiar para casi todos.

Un atardecer.

Enfrente, el mar infinito, espejo quieto del cielo azul.

Una pareja sentada frente a él. Sólo presencia de silencio y unidad. No hay emoción neurótica. No hay pasión. No hay compulsión.

Está reinando entre ellos el sentimiento vivo de reciproca identidad del corazón y del espíritu.

¿Nació el amor del silencio o brotó el silencio del amor?

Poco importa. Lo único que importa es que amor y silencio son compañeros inseparables de un sentimiento de unidad, paz y serenidad y por el contrario la pasión, el parloteo, las interjecciones y los gritos neuróticos y compulsivos van emparejados con el desequilibrio, la desarmonía y la histeria.

Es prácticamente imposible que exista amor verdadero duradero y profundo donde no hay un gran espacio para el silencio interior.

El mundo moderno tiende qa aturdirse con ruidos, músicas estridentes, conversaciones, alborotos, saltos, histerias...

Se dirá que todo eso es propio de la juventud. Pero eso no es cierto. Eso quizás es propio de una juventud neurótica.

Pero hay otra juventud. La que ama la música y el baile, el juego y la aventura y hasta el riesgo. Pero sin neurosis ni histerias extravagantes.

No se puede ni debe pretender que la juventud tenga la cordura, sosiego, serenidad y prudencia de la edad madura. Pero eso tampoco puede justificar la locura irritante de ruidos, modas y costumbres.

Una persona me decía que en cuanto despierta, necesita el ruido de la radio. Se acostaba con la TV prendida. Y cuando llegaba a casa de la calle tenía que poner la radio, para no caer en un estado depresivo.


No resulta difícil adivinar que aquella persona sufría de neurosis y miedos constantes. Vivía llena de temores siempre con la espada de Damocles real o imaginaria sobre su cabeza.

El círculo vicioso se repetía sin cesar: Ruidos - aturdimiento - neurosis - ruidos y conversaciones - temores - neurosis - ruidos...

Tales personas suelen decir que desean la paz. Pero no ponen los medios para lograrla.

Quien vive por lo que recibe de fuera, tiene su vida hipotecada.

Únicamente tiene un pensar, sentir y vivir auténticamente propios quien vive cada instante en el silencio amoroso del centro de sí mismo.

Quien siente, piensa y ama a merced de los estímulos de fuera no es de fiar. En cualquier momento los estímulos cambiarán y con ellos también las promesas de aquel «amor eterno» (¿?).

La triste historia de muchos matrimonios es ésta. Basta con echar una mirada a nuestro derredor. Los que supuestamente se quisieron tanto, se separan, se divorcian o viven un amorfo y aburrido soportarse, Dios sabe por qué diversas razones y motivos.

Cuando el amor se instaló en la profundidad del silencio del corazón y del alma, permanece siempre íntegro, a pesar de las nubes y tormentas que aparezcan en el horizonte de la vida.

Quien desea un amor con garantías de verdad y permanencia, tendrá que darle un espacio y un tiempo al silencio interior del corazón y la mente.

Cuando haya silencio en el corazón y la mente, cuando se aquieten los deseos y se acalle la chicharrería y parlanchinaría de la mente, con toda seguridad aparecerá lo único que eres en el interior de ti mismo: el Amor. Te sentirás uno con la Vida y uno con todo lo viviente. Y amarás.

Quien pretende amar sin sentirse él mismo amor en el fondo de sí mismo, es muy difícil, si no imposible, que ame con profundidad.

Quien, por el contrario, sienta el amor que es en el fondo, no necesitará proponerse amar ni que le impongan la obligación o necesidad de hacerlo.


Darío Lostado
(Somos Amor)


miércoles, 27 de marzo de 2013

ESCOGER LOS AMIGOS


No podemos excluir de nuestro amor a nadie.
Pero sí podemos y debemos escoger nuestros amigos.
Cualquier persona puede y debe ser destinataria de nuestro amor.
Pero sólo algunos son los que escogemos como amigos.
Amigos son aquéllos entre quienes existe amor mutuo.
Amigos son aquellos entre quienes existe confianza mutua.
Amigos son aquéllos entre quienes existe una disposición generosa de ayuda mutua.
Amigos son aquéllos que sienten lo del otro como propio.
Amigos son los que se acompañan tanto en los momentos alegres como en los tristes.
Amigos son los que no anteponen sus bienes y beneficios al bien del otro.
Amigos son los que están siempre dispuestos a ayudarse sin condiciones, en todo.


Pero así como hay grados en el amor, los hay también en la amistad.
No es fácil encontrar amigos en el máximo grado.
Pero tampoco debemos renunciar a la amistad, aunque sea en grados menores.
Se dice que los familiares nos vienen dados. Pero los amigos los escogemos.
Y hay que escoger bien los amigos. Por aquello de "dime a qué árbol te arrimas y te diré la sombre que te cobija".
El que vive con farsantes fácilmente se contagiará de la farsa. El que vive entre mentirosos es fácil que se haga mentiroso. Y el que vive entre personas bondadosas y generosas también es fácil que se contagie de la bondad y generosidad.
La amistad verdadera nunca crea capilla aparte excluyendo a los demás de su amor y su trato.
Escoge bien tus amigos.
Pero no olvides que el mundo entero es una sola familia.


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)


viernes, 22 de marzo de 2013

ACERCARSE AL AMOR


Muchos no quieren reconocer que tienen odio pero menosprecian, son indiferentes,
o se sienten unos "perdonavidas" de los malos.
Eso no parece odio.
Pero el destinatario de esos sentimientos prefiere ser odiado.
El desprecio, la indiferencia y el odio están a la misma distancia del amor.


Darío Lostado
(Ama Y Haz Lo Que Quieras)

domingo, 17 de marzo de 2013

APRENDER DEL PASADO


La historia de aquel hombre es la historia de muchos otros.
Estaba ya avanzado en la madurez de su vida.
Con esa característica, propia de los que saben ver, reflexionar, investigar y analizar consciente y sinceramente su vida, echó un vistazo atrás en su pasado.
Recordaba momentos de aplausos y alabanzas.
Recordaba los momentos en que era admirado, seguido, imitado, obedecido y alabado por propios y extraños.
Recordaba los días en que era invitado a reuniones y fiestas, solicitado por grupos, familias y personas para que diera sus consejos, enseñanzas y orientaciones.
Recordaba aquellos días en que su "ego" se sentía satisfecho y engordado en su estúpida vanidad.
Recordaba aquellos momentos de éxito externo, por el que él como el común de las personas tanto había luchado por conseguir.
Y tuvo éxito y alabanzas y gloria y adulación.
Pero también recordaba aquellos otros momentos más duros y tristes en que fue zaherido, criticado, traído y llevado por dimes y diretes, calumniado, olvidado y arrinconado.
Miró serenamente aquellos días, los de gloria y los de olvido y tristeza.
Y vio que todo había sido un vano sueño de fuegos fatuos o de negra y dura pesadilla.
Se dio cuenta, ahora que lo miraba con la perspectiva del tiempo y la lucidez alcanzada, que todo había sido humo. Las palabras de Salomón resonaban en él con su verdad machacona viendo que todo en su vida había sido "Vanidad y vanidades y todo vanidad".

Solamente las personas sensatas y conscientes o los que están intentando seriamente serlo, se dan cuenta de la inestable transitoriedad de los acontecimientos de la vida con tantos absurdos esfuerzos, sinsabores y trabajos inútiles para almacenar vientos o adquiriendo ávidamente cosas y cosas que se esfuman y desaparecen como la arena seca y fina en un puño.
Se dice: el pasado no existe; el futuro no existe. Sólo existe el presente. Pero este presente es tan inestable que en cualquier momento lo que llamamos presente se está convirtiendo en pasado al mismo tiempo de nombrarlo. Porque el tiempo es una creación de nuestra mente. Y las cosas medida por el tiempo son tan ilusorias cambiantes y transitorias como el tiempo con que las medimos.
El tiempo no existe. Sólo es una creación de la mente para medir las cosas cambiantes.
Esta reflexión, que para algunos pudiera parecer pesimista, es todo lo contrario.
Cuando hay un sueño, hay alguien que sueña. El sueño es ilusorio pero el soñador es real.
Por debajo y más allá de las cosas concretas de la vida que son transitorias e inestables, hay algo que las sustenta que es permanente y estable.


Vivimos un sueño. El que está soñando sus sueños nocturnos de tal manera vive su sueño que el organismo reacciona según los estímulos vividos en el sueño. Si fuera posible que alguien le dijera que lo que está viviendo en sus sueños no es real, reaccionaría asegurando que lo que él estaba viviendo en sus sueños era totalmente real y verdadero. ¿Quién podría convencerlo de lo contrario?
Vivimos en gran manera del pasado. Pero no aprendemos del pasado. Vivimos pendientes del futuro inexistente. Creemos vivir el presente, también inexistente. ¿Cuál es realmente la calidad y consistencia de lo que decimos vivir?
Si por lo menos la transitoriedad e "ilusoriedad" del pasado nos enseñara algo...! Pero cada día cometemos el mismo error: tomar como permanentes las cosas que son transitorias.
Quizás teóricamente decimos que sabemos que ellas son transitorias. Pero en la realidad las vivimos como si fueran permanentes.
Sacrificamos demasiadas cosas importantes por todo eso transitorio. Sacrificamos la salud, la amistad, la familia, nuestra tranquilidad y paz interior y hasta los valores más elevados. Luego, nos damos cuenta que aquello, por lo que tanto hemos sacrificado y luchado, desaparece apenas conseguido y a veces sin apenas haberlo disfrutado.
No defiendo el nihilismo, la inactividad o la apatía. Lo que intento hacer ver es que la obsesiva preocupación por lo transitoria, nos impide ocuparnos de lo permanente.
Me preguntas ¿qué es lo permanente?
Tu eres lo permanente. Sí, lo repito, tú. Pero en lo que tú eres tú. Porque tú no eres tu cuerpo, ni tus pensamientos, ni tus sentimientos, ni tus posesiones, ni tus ideas, ni tus proyectos.

El vagón del tren de nuestra vida tiene cada día su propia carga, la carga del quehacer diario del momento presente. ¿Por qué nos empeñamos en cargarlo con engañosos globos de aire del pasado o del futuro y con volátiles pompas de jabón inconsisitentes?
La mayor parte de la gente sólo busca y ve los colorines momentáneos y fugaces de los globos y etéreas pompas de jabón.
¡Dichosos los que no intentan engañarse y toman el sueño como sueño y la realidad auténtica como realidad!


Darío Lostado
(Vivir Como Persona)




sábado, 9 de marzo de 2013

TOMAR CONOCIMIENTO DE SÍ


No es la felicidad en sí misma el objetivo de nuestro vivir.
Vivimos para tomar conciencia de nuestro ser, de la verdad de nosotros mismos.
Ese conocimiento y comprensión es ya la felicidad misma.
La aparición de nuestro cuerpo en el mundo no tuvo otra finalidad sino la de ser el medio y condición para que nuestra consciencia sea consciente de sí.


Nuestra consciencia invisible, participación de la Consciencia Pura, toma conocimiento de sí a través de las apariencias visibles y sensibles de nuestro ser.
Todo el mundo visible es la explosión e irradiación de la infinita plenitud del Ser Invisible.
Tal es el acto permanente, patente y máximo de Amor por el que el Ser Infinito y Absoluto se da en todo lo visible del Universo.


Darío Lostado
(Mensajes De Amor)


lunes, 4 de marzo de 2013

AL SERVICIO DE LA VERDAD


Mulá Nasrudin estaba en la corte del rey.
Cierta vez, sirvieron al monarca unas deliciosas berenjenas. Le gustaron tanto que mandó que las hicieran todos los días.
Como el rey tenía confianza con Nasrudin, le comentó: ¿No es cierto que son las mejores hortalizas del mundo?
Nasrudin respondió: Son las mejores, señor.

Después de mucho tiempo, cansado el rey de comer tantas berenjenas todos los días, gritó furioso: Quiten de mi presencia esas berenjenas. Son las peores hortalizas del mundo. ¿No es así, Mulá?
El Mulá Nasrudin, con total aplomo respondió: Así es señor. Son las peores hortalizas del mundo.


Cuando estuvieron a solas y en privado, le preguntaron los criados al Mulá: ¡No dijiste hace días que eran las mejores?
Y el Mulá contestó: Sí lo dije. Pero yo estoy al servicio del rey y no al servicio de las hortalizas.

Son muchos los que están "al servicio del rey".
Otros están "al servicio de las hortalizas".

¿Cuántos están al servicio de La Verdad? ¿Estás tú?


Darío Lostado
(Atrévete A Ser Libre)


viernes, 1 de marzo de 2013

LO MAS IMPORTANTE


En una ocasión en que yo estaba hablando sobre la necesidad de tomar conciencia del propio "yo", alguien se quejó: Para qué ocuparse tanto del yo, yo, yo... Lo que importa es resolver nuestros problemas de cada día.
Quizá sea éste también el pensamiento de alguno de mis lectores. No nos demos cuenta de que el origen de la mayor parte de nuestros problemas, o para ser más exacto, aunque parezca exagerado, de todos nuestros problemas reside en la ignorancia, en el desconocimiento de quién es el sujeto de los problemas, quién es el que sufre los problemas, quién es el que tiene los problemas.

Si no conozco al sujeto responsable de mis problemas ¿cómo podré librarme de ellos?

Es evidente que casi nadie reconoce que uno mismo es el responsable de sus problemas y siempre tratamos de culpar a los otros. Pero en definitiva si los problemas son míos algo o mucho tendré yo que ver en ellos. Porque vemos que los mismos hechos, las mismas situaciones, las mismas cosas para unos constituyen problema y para otros no.

Pero lo peor no es que no conocemos nuestro "yo" que es el sujeto de nuestros problemas sino que tenemos un concepto de nosotros mismos que de partida ya es totalmente erróneo.

Solemos considerarnos como algo que está ahí en el mundo a merced de todo lo que nos rodea, zarandeados por cosas y personas, por acontecimientos y situaciones, como una hoja agitada por todos los vientos. Y de alguna manera esto es lo que nos han enseñado. Y así es como se siente y comporta la mayoría de las personas.

Pero no. No somos eso.

Todo el valor o importancia que damos a cosas y personas está en nuestro "yo". Las cosas, los acontecimientos... tienen valor en la medida en que se lo da nuestro "Yo". ¿De qué valdría un millón de dólares si nadie que lo valorase?

Todos los valores que doy a las cosas, todos los juicios que tengo sobre los acontecimientos, todo lo que veo, oigo, palpo, siento, pienso, solamente es algo.

Todos los valores que damos a las cosas, todos los juicios que tenemos sobre los acontecimientos, todo lo que vemos, oímos, palpamos, sentimos, pensamos, solamente es algo en la medida en que es producto directo o indirecto de nuestro "yo". Sin nuestro "yo" no se daría absolutamente nada de eso.

Cuando tengamos claridad sobre la naturaleza de nuestro yo y nos demos cuenta de que él es la fuente de toda nuestra vida, de todos nuestros sentimientos, de todos nuestros pensamientos, de todas nuestras valoraciones... de toda nuestra vida, entonces trataremos de realizarlo. Realizarlo quiere decir desarrollar y vivir su sentido real, desarrollar la energía, la inteligencia y el amor que es nuestro "yo" central.


Al desarrollarlo o realizarlo, todos esos problemas que queremos resolver de nuestra vida diaria apenas tendrán sentido o simplemente ni siquiera llegarán a originarse. Porque todos nuestros problemas son consecuencia y efecto del "yo" falso, del ego que ha usurpado el lugar del "yo" verdadero.

A medida que vayamos teniendo contacto, aunque sea viendo que nuestros problemas irán perdiendo dramatismo y se irán disolviendo.

Las pesadillas desaparecen al despertar.

La oscuridad de la noche desaparece con la luz del sol.

Todos los miedos, angustias, desasosiegos... que son efecto del yo inferior débil, mezquino, miope, ignorante, desaparecerán cuando seamos dirigidos y orientados por nuestro luminoso y sabio "yo" real verdadero.

 Lo que más cuesta a la mayor parte de las personas es convencerse de que toda vida basada en un yo ficticio es un auténtico sueño con pesadillas, con todas sus consecuencias. Pero como siempre hemos pensado y creído lo contrario, nos resulta muy duro y difícil aceptar la falsedad y lo ilusorio de la vida bajo la dirección del ficticio "yo" inferior. Este "yo inferior no es sino una estructura mental, un pequeño contenido de conciencia y él es quien valora y juzga las cosas y los acontecimientos con su mirada ruin, raquítica, interesada, distorsionada y superficial. Entonces las hormigas se convierten en elefantes y los granos de arena en montañas.

Cuando muchas personas se encuentran en situaciones de tristeza y angustia uno quisiera ayudarles en su problema. Pero desgraciadamente el remedio a sus problemas no puede ser repentino e instantáneo como una aspirina para un dolor de cabeza. Se requiere una transformación en toda su estructura personal. Eso requiere ver el error de vivir en un nivel muy elemental y bajo de conciencia. Mientras no se eleve al nivel de conciencia, los problemas pueden suavizarse con los paños calientes de algunas palabras o ideas que pueden aquietar momentáneamente el estado mental. Pero la verdadera solución sólo reside en tener la completa seguridad de que lo que uno Es, supera todas las ideas que puedan tenerse sobre cualquier cosa o acontecimiento.

Sentir lo que uno Es, no se consigue en un día sino que es el trabajo de muchos días, meses y años tomando conciencia en todo momento, en cada instante del día, en cualquier actividad que se está realizando. Porque en cualquier momento y en cualquier actividad uno es siempre LO QUE ES.

Si se comienza hoy ese trabajo, algún día se conseguirá. Pero el que no sale del punto de partida jamás llegará a la meta.


Darío Lostado
(Hacia La Verdad De Ti Mismo)


martes, 26 de febrero de 2013

SENTIDO DEL TIEMPO

La gente de nuestro tiempo vive agitada, apresurada.
Pero hoy más que nunca, la gente gasta el tiempo en naderías y hoy más que nunca se aburre más.
Toda persona consciente sabe que cada minuto es valioso y sabe emplearlo sin aburrirse.
Cada ocupación tiene su tiempo y cada tiempo tiene su ocupación. Y cada minuto y cada ocupación han de ser vividos con atención.
Una hora vivida sin atención es una hora perdida.
Muchos se excusan de no hacer o no haber hecho lo necesario para su desarrollo humano "por no tener tiempo". Pero lo tienen para sus vanas frivolidades.
Cuando no se tienen interés y voluntad auténtica para hacer algo, se aduce "la falta de tiempo".


Se malgasta y desprecia el tiempo que nos da La Vida y que posiblemente no pueda recuperarse jamás.
En el plano de tu realización personal, no cuenta tanto el número de cosas que hagas sino la calidad de la conciencia con que las haces.
En el mundo moderno, el tiempo de gran producción económica es tiempo bien empleado. En el mundo del espíritu, sólo cuenta el amor que se pone en lo que se hace.
No es válido el dilema: "actividad productiva o trabajo espiritual". El tiempo de cualquier actividad honesta y justa está bien ocupado y gastado, si está lleno de conciencia y amor. Aprovecha y agradece a La Vida cada minuto que te da.


Darío Lostado
(Tu Vida Tiene Sentido)

domingo, 24 de febrero de 2013

MÁS ALLÁ DE LOS SENTIDOS Y LA MENTE


Solemos vivir pendientes de realidades sensoriales e interpretaciones del pensamiento.

Tanto las sensaciones como los pensamientos aparecen en el espacio-tiempo, cambian en él y desaparecen también en esa variable de la existencia, creada por la mente que es el espacio-tiempo.


Una vida fundamentada en tales categorías variables e inestables no tiene muchos motivos para el enamoramiento. Pero La Vida, la auténtica Vida no está sometida a nada variable.

Más allá de los sentidos y la mente, está la Conciencia-Vida que da sostén y forma a todas las percepciones y pensamientos y que es la luz que da sentido a cuanto percibimos, pensamos y sentimos.


Darío Lostado
(Mensajes Para Elevar La Conciencia)


jueves, 21 de febrero de 2013

TU CAMINO


Caminante, peregrino, soñador,
no camines sin tus pies,
ni vueles sin tus alas.


Los pies de otros son de otros. 
Y sus alas.
Los tuyos son tuyos.


Darío Lostado
(Ama Y Haz Lo Que Quieras)


sábado, 16 de febrero de 2013

¿CUÁL ES NUESTRO POTENCIAL?


¿Qué es lo que hay en nosotros que, si lo desarrollamos nos dará un estado de plenitud y felicidad?

Lo que somos por naturaleza: somos una energía, como lo son también todos los seres del Universo. Pero somos además algo muy específico y particular: una inteligencia reflexiva, consciente de sí misma. Y somos además una capacidad amorosa incondicional, generosa e ilimitada.


Estas potencialidades deben ser desarrolladas en su totalidad y cabalmente. Pero solemos hacerlo únicamente en un grado muy limitado y en el nivel inferior de la personalidad.


Darío Lostado
(Tu Vida Tiene Sentido)

martes, 12 de febrero de 2013

PORQUE TÚ ERES AMOR


Sin caer en tópicos fáciles, AMA, ama siempre.
Ama el Ser por el que tú eres, Ama al Universo al que perteneces.
Ama el rincón del Planeta en que vives.
Ama a aquellos con quienes vives.
Ama tu trabajo.
Ama al que te ama y al que te odia.


Ama tus cualidades para mejorarlas.
Ama tus defectos para superarlos.
Ama el día frío y lluvioso igual que el soleado y caluroso.
Ama la ciudad abarrotada de coches, como los lugares solitarios y plácidos.
Ama los animales, las plantas y hasta los modestos insectos.
AMA... PORQUE TÚ ERES AMOR.


Darío Lostado
(Mensajes de Amor)


domingo, 10 de febrero de 2013

INSTRUMENTO


"Debí haberlo hecho de otra manera", "No debí haber sido como fui", etc., son pensamientos y frases que suelen decirse. Son pensamientos de la mente dual.

Si llegamos a ver que nosotros, cada uno, somos como los brazos de la Fuente o Dios, nos daremos cuenta de que todo lo hace Él. Nosotros sólo somos instrumentos más o menos aptos de su acción.

Todo lo que yo hice  lo hizo la Fuente o Dios a través de mí. Si lo vemos claro, no habrá en nosotros ni orgullo ni remordimiento.

No debemos tener ansiedad. No tenemos motivo para ello.


Sólo debemos ocuparnos de ser instrumentos conscientes de que estamos en las manos del único y verdadero Hacedor, la Fuente, Dios.

Las expectativas de nuestro ego mental no tienen sentido. Solamente tienen sentido en el concepto común de la humanidad, pero el hecho de que sea un concepto común y ordinario en la mayoría de las personas no lo convierte en correcto. También es común para la mente ordinaria pensar o sentir que somos cada uno, individuos autónomos e independientes, y es un craso error.

No somos nosotros los auténticos hacedores de nuestras acciones sino instrumentos de ellas, instrumentos en las manos del Ser Absoluto.


Darío Lostado
(Despertar A La Conciencia Día A Día)

viernes, 8 de febrero de 2013

BUENO Y MALO


Si tuviéramos ojos limpios e inocentes veríamos cómo en todos y en todo está Lo Divino palpitando y tratando de expresarse en formas infinitas. Solo vemos la manifestación, pero no al que se manifiesta. Por eso, vemos en el mundo tantas cosas malas. Si mirásemos más al fondo, veríamos que lo que llamamos mal o maldad, tan sólo está en la periferia, no en el fondo. Si ahondamos un poco, nos encontramos siempre con La Bondad, La Belleza y El Amor que sostiene y mantiene en el ser todas esas manifestaciones imperfectas. Su imperfección tan sólo se debe a su naturaleza limitada y a la imperfección de nuestra mente. Los que son malos lo son por ignorancia. Y nosotros los llamamos malos también por ignorancia.


Darío Lostado
(Mensajes Para Elevar La Conciencia)