AMIGOS Y SEGUIDORES DE ESTE BLOG

jueves, 16 de septiembre de 2010

PERSONALIDAD IMPERFECTA


Muchas personas que están tratando de recorrer el camino espiritual y su mejoramiento interno, sufren y se lamentan porque ven que no avanzan suficientemente. Ven sus defectos cada día iguales o mayores que el día anterior. Y esto les causa tristeza y fastidio y hasta desesperación.

Pero mi voz me dice:

Todos tus defectos, toda tu imperfección, vista desde tu estado imperfecto, desde tu nivel bajo de desarrollo es un auténtico fastidio y tormento, porque tu "ego", señor y dueño de tu imperfección, empujado por la vanidad y la autocomplacencia, se siente contrario y humillado al no verse perfecto.

Photo by Guillem.


Pero esos mismos defectos, esa misma imperfección, vista desde la Plenitud, desde el nivel de tu consciencia, despierta y desarrollada, los ves como algo normal y natural, propio de tu personalidad imperfecta y limitada por naturaleza. A la persona desarrollada no le extrañan ni los defectos de los demás ni los propios. Sabe que la personalidad es el ropaje con que vivimos la existencia encarnada con que estamos manejándonos en esta vida y sabe que la limitación e imperfección es propia de su naturaleza.
Si tienes plena consciencia de ti, verás y considerarás tanto a tus imperfecciones y personalidad y al "ego" que es el dueño y sostén de ella, como lo que realmente son, como unos auténticos enanos exigentes que pretenden ser gigantes.
Es claro. Las personas desarrolladas son comprensivas y pacientes con sus defectos como con los ajenos. Al contrario, las personas en un nivel elemental y bajo en su desarrollo son exigentes e incomprensivas consigo mismos, como con los demás.


Darío Lostado
(Pero Mi Voz Me Dice)


6 comentarios:

  1. Gracias, a veces se caen en esos bucles, en los que haces caso al ego y te crees las muchas tonterías que te dice. Que bueno que te recuerden tu verdadera naturaleza y a la vez ser comprensivo con la propia personalidad, que junto con el cuerpo: es lo que hay!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Guillem. Muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. Ver al ego como realmente es, un objeto simplemente, con toda su compleja estructura de virtudes y defectos asumidas, pero ficticia de principio a fin ... si, eso siempre y cuando enderezemos nuestra perspectiva y pasemos a vernos desde lo que somos en verdad, desde el amor impersonal, desde lo global, desde lo uno.

    No es fácil situarse en ese no-sitio, pero tampoco es complicado una vez que lo aceptamos como nuestro hogar y volvemos a él, cada vez más asidua-mente ... hasta que algún día ya no volvamos a salir de allí!

    Gracias por el recuerdo de estos olvidos!
    Abrazo grande hermano!

    ResponderEliminar
  4. No dar demasiada importáncia... de lo contrario se potencian y destruyen.
    Enfocando la mente y el corazón hacia la luz, hace que por si solos vayan desapareciendo.



    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Zanara, pues entre todos, a través de nuestros espacios, nos hacemos de despertadores los unos a los otros.
    Somos la Vida despertándose a sí misma.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Queridos amigos: Angel, Willy, Olga i Carles.

    Como siempre, encantado por vuestras visitas y comentarios.

    Abrazos para todos.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar. Gracias.