AMIGOS Y SEGUIDORES DE ESTE BLOG

miércoles, 14 de diciembre de 2011

TÚ ERES EL SER ABSOLUTO


No te asustes. No te asombres.
Esa es la verdad. Yo, tú, él... somos el Ser Absoluto.
Mi cuerpo, como el tuyo, visible y sensible es manifestación de nuestro Ser invisible.
Tú y yo somos el Ser invisible que anima nuestro cuerpo. Ese Ser es El Absoluto.
Por eso tú y yo somos el Ser Absoluto.
Las Escrituras Sagradas de todas las religiones así lo dicen. Pero no sería necesario que lo dijeran. No puede ser de otra manera.
Nuestra mente crea dioses mentales. Estos falsos dioses mentales son el obstáculo para vivir al Dios verdadero.

Suele decirse que más vale creer en algo, aunque sea falso o inauténtico, que no creer en nada.
Yo creo que todas las creencias falsas son un obstáculo mucho mayor para llegar a la Verdad, que la ignorancia.
Si quieres tener seguridad, paz y gozo permanentes repite constantemente: Yo soy El Absoluto. Y créelo, porque es verdad.
Si lo repites siempre que puedas, con toda convicción. Él se hará presente en ti como la luz clarísima de La Verdad. No como un concepto de la mente sugerido por las palabras.
Se hará presente en ti como LA VERDAD, como La Realidad.
Llegar a esta convicción es encontrar el reposo en la propia casa.
Nada ni nadie podrá alterarte.


Darío Lostado
(Tu Vida Tiene Sentido)

2 comentarios:

  1. De acuerdo. Pero cuando humanamente nos sentimos mal todos tenemos la experiencia de necesitar tan solo la presencia del otro, saber que está ahí, que nos entiende, que nos apoya y que sigue apreciándonos como somos. Esto es a veces lo más importante y lo único que precisamos del otro cuando nos sentimos mal. Que este ahí y que nos acepte con nuestra vivencia y emociones.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo. Humanamente estamos aquí. Ya no hay motivo para sentirte solo.

    Un fuerte abrazo, amigo Héctor.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de comentar. Gracias.